La firma

El bufete fue fundado por D. JAVIER GÁRATE VÁZQUEZ en 1.988 con la idea de dar servicio, en las distintas áreas jurídicas, cuanto precisa una compañía mercantil desde su creación, su funcionamiento, desarrollo, incidencias y disolución. Asimismo, desde nuestra creación, prestamos asesoramiento jurídico a particulares en aquellos asuntos relacionados con nuestras especialidades.

La principal característica que distingue la firma es el alto grado de calidad que pretendemos ofrecer en nuestros servicios, así como dotarlos del máximo rigor técnico. Consideramos que un servicio prestado sin calidad es efímero y por ello los Letrados del bufete se dedican profundamente al estudio de los expedientes con plena dedicación, para obtener el mayor partido posible para la consecución del mejor resultado.

Priorizar la calidad suele conllevar, como es el caso, que nuestros clientes no nos elijan por cuestiones de honorarios que facturamos sino por el servicio personalizado que ofrecemos.

Otra característica que marca nuestra actuación profesional es que nuestra intervención debe aportar un valor añadido a los intereses de nuestros clientes. Ello supone que, en todos los procesos judiciales en los que intervenimos nuestro estudio profundo del supuesto de hecho y del tratamiento jurídico que procede y de la jurisprudencia aplicable es fundamental para facilitar al Juzgado el camino para estimar nuestras pretensiones procesales.

No escondemos, sino al contrario, que somos un despacho personalista, en el que su director marca una clara filosofía en la dirección profesional del bufete, que lo distingue y diferencia por completo de otro tipo de despachos de abogados. Interviene personalmente en todos los asuntos encomendados al bufete, directamente o con la ayuda de letrados colaboradores, sin perjuicio de la coordinación con el director, desde cada una de sus especialidades.

Aunque el bufete ofrece e interviene en toda clase de servicios extrajudiciales, se encuentra más especializado en el derecho procesal, en el ámbito contencioso, ya fuese en la esfera civil como mercantil, penal o laboral, sin perjuicio de que, en todo momento de nuestra intervención, tratamos de poner fin a los litigios de forma amistosa, siempre y cuando los acuerdos sean satisfactorios para los intereses de nuestros clientes.

Todos nuestros abogados están especializados en una o varias áreas de ejercicio profesional en las que prestamos asesoramiento jurídico pero siempre bajo la coordinación del letrado director.

La firma goza de letrados colaboradores habituales externos que amplían el abanico de servicios ofrecidos por el bufete a aquellas otras disciplinas no habituales para nuestros abogados internos.

Tratamos siempre que cubrir las necesidades jurídicas que puedan tener nuestros clientes sin que éstos tengan que preocuparse más allá de contactar con nosotros.

Asimismo colaboramos con otros despachos de abogados ubicados tanto en el resto del territorio español, como en otras plazas europeas para poder defender los derechos de nuestros clientes allá donde deba acudirse por necesidades geográficas. Defendemos tanto los intereses de nuestros clientes españoles en el resto de Europa como los de nuestros clientes del resto de Europa en España. Estos últimos son asesorados personalmente por nuestro Letrado director, por cuestiones ideomáticas.